Síguenos /
@culturaquito
  /  Sin Categoria   /  Literatura ecuatoriana desde Bilbao y Nueva York

Literatura ecuatoriana desde Bilbao y Nueva York

El Taller de Literatura Ecuatoriana tiene el propósito de acercar la literatura ecuatoriana al gran público, en formato online, de marzo a mayo de este año. Seis autores seleccionados: Mónica Ojeda, Javier Vásconez, Leonardo Valencia, Lupe Rumazo, Santiago Vizcaíno y Jorge Velasco Mackenzie.

Una apuesta desde Bilbao, por parte de Aitor Arjol, profesional con más de veinte años de experiencia en comunicación, docencia y literatura, además de década y media de residencia compartida entre Euskadi y Ecuador. También cuenta con la coordinación de Bi-Coa (Base Intercultural – Community of the Américas) y el apoyo de la Universidad de Adelphi (Nueva York, Estados Unidos), además de otras importantes instituciones.

El taller propone un recorrido por la literatura ecuatoriana del siglo XX hasta el presente, a través de la lectura y análisis de seis obras relevantes, proporcionando al mismo tiempo una visión más detallada del contexto. Sin lugar a dudas, una oportunidad excepcional para conocer una literatura del país andino, diversa y apasionante, pero poco conocida fuera del respectivo ámbito territorial de Ecuador.

La nómina de escritores, poetas y demás creadores literarios ecuatorianos resulta amplia, admitiendo todo tipo de matices, generaciones y estilos. Sin embargo, por diferentes motivos, más allá de las fronteras no ha trascendido demasiado, hasta hace relativamente poco o salvo excepciones individuales a las que por suerte, una nueva generación de talentos reclama mayor atención en todos los frentes.

En los escaparates de las librerías pueden encontrarse novedades de autores como Javier Vásconez, Juan José Rodinás, Hugo Mayo, Mónica Ojeda y otros, gracias a la apuesta de editoriales como Pre-textos, Candaya y Páginas de Espuma. Nombres que conviven entre la amplia y exquisita telaraña de libros, ofertados al público lector o a quien simplemente se detiene por curiosidad o con la incertidumbre de qué ejemplar adquirirán.

Por suerte, el auge de las compras en línea y la disponibilidad de libros en formato digital también posibilitan el acceso a una nómina adicional de autores cuyos libros en formato físico, no se encuentran más que en las escasas librerías de las grandes ciudades ecuatorianas.

La escasa oferta de literatura ecuatoriana se completa con las librerías de viejo o de segunda mano, donde posiblemente cualquier alma curiosa encontrará ediciones de hace una o dos décadas, pero a un coste que sobrepasa con creces el precio del ejemplar nuevo en una local ecuatoriano.

A grandes rasgos, está es la realidad afrontada por la literatura ecuatoriana en el exterior, sin perjuicio del panorama en el propio país, que adolece de notables carencias en términos de interés lector, hábito de lectura, políticas educativas públicas o siquiera un efectivo Plan Nacional del Libro, situándole muy por detrás del resto de países sudamericanos.

Al respecto resulta bienvenida cualquier iniciativa para darla a conocer como se merece, aunque sorprendentemente vez venga de fuera, con el apoyo de una universidad de Nueva York, y dirigida por un profesional nacido en Bilbao, que cuenta con una larga trayectoria vital en Ecuador y por ende, aporta un extenso caudal de conocimientos sobre autores, obras y estilos, adquiridos en su libre itinerario como lector y escritor de mundos.

El Taller de Literatura Ecuatoriana dirigido por Aitor Arjol, está pensado para propiciar un conocimiento de lo más representativo de la literatura ecuatoriana, sin las restricciones impuestas por el canon literario u otros intereses desdibujan este tipo de iniciativas. Está pensado por y para el público, con un enfoque práctico que combina lectura y análisis, a través de sesiones teóricas y prácticas en formato de videoconferencia, entre los meses de marzo a mayo de 2021.

En marzo está prevista la lectura con Las Voladoras de Monica Ojeda, y Desde una oscura vigilia por Jorge Velasco Mackenzie, en ambos casos una extraordinaria combinación de cuentos que oscilan entre el gótico andino –según la crítica- y la desolación urbana guayaquileña. En abril, continua con Peste blanca, peste negra de Lupe Rumazo, escritora ecuatoriana residente en Venezuela y rescatada del olvido, además de Novelas a la sombra, del reconocido Javier Vásconez. La nómina se completa para mayo, con Taco Bajo de Santiago Vizcaíno, incorporando el universo migratorio, y Novelas a la sombra de Javier Vásconez, que actualmente es el escritor más conocido y galardonado a nivel internacional.

Para ello, el artífice vasco de esta iniciativa, se vale principalmente de los canales de las redes sociales, para dar a conocer el proyecto, sin mayor apoyo que las entidades que colaboran en la difusión, y sin financiamiento alguno por parte de instituciones públicas. Para tal fin, ha dispuesto el siguiente formulario, para solicitar mayor información:

https://forms.gle/HD38Y7JRi25t4EnP6

Publicar un comentario