Síguenos /
@culturaquito
Good things happen when you narrow your focus
Welcome to Conference

Write us on info@evently.com

Follow Us

  /  Blog de la Secretaria de Cultura   /  Jornadas de Carnaval en el noroccidente quiteño

Jornadas de Carnaval en el noroccidente quiteño

El encuentro de la comunidad en el Carnaval del Quinde en Nono

Color y alegría fueron los ingredientes clave en la celebración del “Carnaval del Quinde” que se realizó el sábado 25 de febrero en Nono. La parroquia recibió a cientos de visitantes y delegaciones culturales. La fiesta fue parte de la programación cultural de estas fechas en el noroccidente del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ).

En las faldas del volcán Pichincha se asienta la parroquia rural de Nono, tan antigua como la ciudad misma. De sus 1800 habitantes un alto porcentaje son adultos mayores.  Posee una riqueza en flora y fauna muy importante ya que forma parte del Chocó Andino, una de las regiones más biodiversas del planeta. El carnaval ha tomado aquí el nombre del pajarito emblemático de Quito, el picaflor o quinde.

SONY DSC

 

La reunión popular del sábado 25 de febrero fue un evento de color y alegría. Cada año los días del carnaval sirven para el encuentro de la comunidad en el espacio de la fiesta y la cultura, así como la activación de la economía con el turismo y el consumo interno. 20 delegaciones culturales de los diferentes barrios que conforman Nono y de otras parroquias vecinas alegraron la mañana.  Se presentaron danzantes de San Antonio de Pichincha, Cotocollao, Atucucho, La Gatazo y la Banda de Paz de Zámbiza.

Catherine L.  de 16 años participa en la coreografía preparada por la Unidad Educativa Nono. Ella representa al quinde o colibrí; su traje lleno de colores tiene dos grandes alas que se mueven al ritmo de un sanjuanito.  Junto a 35 compañeros animó a los asistentes, entre gritos de ¡Viva Nono!

Julia Santos visita la cabera parroquial desde el barrio Alambí, uno de los 12 que conforman la parroquia, ubicado a 20 minutos del centro.  “Recién llegué, pero todo está muy bien organizado” comenta.  Ella disfruta del programa con su esposo y sus dos hijos.

En ninguna fiesta popular puede faltar la banda de pueblo. La agrupación musical de la parroquia se nombró en honor a la patrona: “Virgen del Camino”. Sus 15 integrantes alegran al público con albazos y sanjuanitos.  5 saxos, 3 trompetas, 4 trombones, 2 flautines y un timbal montan una armonía perfecta que motiva de inmediato el baile del público asistente.

Aracely Quingalombo se enteró de la fiesta en Quito y no dudó en asistir con su familia.  “Me gustó el esfuerzo que todos hacen” menciona. Juega con espuma de carnaval con las personas que se juntan en la acera frente a la tribuna principal.

El plato fuerte de la fiesta se presentó al final.  El grupo de adultos mayores, disfrazados de abejas y mariposas y con guitarras en mano, hizo callar la música del disco móvil, para cantar el tradicional A la voz del carnaval; mientras interpretaban la canción, el personaje de Mama Carnaval, repartía caramelos y flores a los asistentes.

La parroquia de Nono está ubicada en el noroccidente del DMQ. Para llegar se debe tomar la extensión de la calle Machala (sector de Cotocollao, norte de la ciudad), desde la Av. Mariscal Sucre. El camino toma aproximadamente 40 minutos hasta llegar al cálido valle en las faldas del volcán Pichincha.
Nanegal mostró sus atractivos a 500 visitantes

La lluvia que estaba campeando se ausentó cerca del medio día y fue el momento ideal para iniciar el desfile de Carnaval en Nanegal, el domingo 26 de febrero. Esta parroquia dio la bienvenida a cerca de 500 personas que la visitaron en las festividades de carnaval. Su paisaje único, rico en flora y fauna, su clima subtropical y el calor de su gente son indudables atractivos.

Tres carros alegóricos, llenos de flores y globos, se mezclaron con las comparsas y los grupos de danzas tropicales.  Sin embargo, el conjunto de adultos mayores Mis Sueños Dorados fue el más aplaudido y alegre cuando animó a los asistentes a sumarse al baile, al son de cumbia de la “pollera colorada”.

2017-carnaval-nanegal

 

Medardo Delgado, uno de los integrantes, comenta que vive en Nanegal y que se presenta por primera vez con su grupo, invitado por el GAD parroquial. “Me siento contento de participar con mis amigos”. Marina Flores disfruta del evento junto con su familia, comenta que está muy contenta porque los vecinos y los barrios de Nanegal se unieron en este evento.

Así mismo, desde las 14:00 se abrió el evento artístico, con la participación del Trío Ruiseñor y la música bailable estuvo a cargo de las Nenas de la Cumbia.

El festejo fue organizado por el Gobierno Parroquial de Nanegal y el Municipio de Quito, por medio de la zona La Delicia, con el fin de motivar la participación comunitaria y promocionar los atractivos turísticos de la parroquia. La actividad motivó a los turistas para conocer los atractivos naturales y los emprendimientos de la parroquia, como la cascada La Piragua y las fincas paneleras y de café.

 

La Casa Somos Roldós-Pisulí fue el destino del desfile

Con una gestión realizada desde la comunidad se realizó el carnaval en la Jaime Roldós. Este barrio popular –y combativo– tiene una larga tradición de organización social. Un caso es el colectivo Vientos del Norte, que reúne a 22 agrupaciones culturales del sector y que este año se hizo cargo de organizar el desfile de Carnaval. Convocaron a cerca de 1 500 personas del barrio para el festejo.

Cerca de las 10:00 del lunes 27 de febrero, las agrupaciones del colectivo Vientos del Norte recorrieron unas 15 cuadras desde el estadio de Cangahua hasta llegar a la Casa Somos Roldós-Pisullí. “Organizados somos más fuertes y en conjunto podemos alcanzar objetivos de mayor impacto” menciona Geovanny Novoa, presidente del colectivo.

SONY DSC

Una danza cayambeña es parte del desfile, en la coreografía participan 20 integrantes del grupo Viento de Flores.  Visten blusas blancas bordadas, con faldas de colores y chales celestes. Glenda Campos arregla el traje de una de las niñas. “Me gusta bailar porque así no se pierde la tradición de nuestra cultura” comenta.  Su agrupación se reúne todos los sábados, en la Casa Somos Roldós-Pisullí desde las 15:00; es el horario del ensayo y de la reunión de coordinación.

Cuando los grupos llegan a la Casa Somos comienza un baile con la Metro Band de la Policía Metropolitana. “Zapateando, zapateando, cante conmigo” anima uno de los vocalistas de la banda, mientras suena la canción El canelazo. Ximena Quiñónez disfruta del concierto junto a su esposo.  Llegó a la Roldós hace tres años desde San Miguel de los Bancos y ya se siente parte del barrio.  “El programa está muy alegre y entretenido, estamos entrando en ambiente de fiesta”.

En el escenario suena un mapalé y es hora de que la agrupación Yowa haga su presentación.  Con trajes cortos y de colores inician los movimientos cadenciosos y alegres que contagian a los participantes a bailar y disfrutar de la fiesta del Carnaval. También se presentaron los grupos musicales Alfer Group, Caminantes del Ecuador y la solista Marjorye.

SONY DSC

Se presentaron los perritos entrenados de la Policía Metropolitana y una feria de emprendimientos con artesanías y manualidades y una feria gastronómica, donde se pudo disfrutar de platos como guatita, seco de gallina, choclos con queso, fritada, entre otros.

El desfile es parte de la programación del Carnaval Quiteño 2017, desarrollada por el Municipio en diferentes barrios y parroquias del DMQ.  En este caso, el programa fue liderado por el colectivo comunitario Vientos del Norte, que busca fortalecer el quehacer cultural de este sector.

 

San Antonio festejó con humor y música

Tras varios días de constante presencia, la lluvia dio una tregua a los quiteños en la mañana del domingo 27 de febrero. Un sol cálido y brillante se hizo presente en la Mitad del Mundo en el día mayor del Carnaval Quiteño. En el balneario municipal San Antonio de Pichincha, en el norte del DMQ, una programación artística atrajo a cerca de 400 personas.

El balneario se abrió de manera gratuita.  Ricchary inició el espectáculo con teatro popular: las ocurrencias del artista soltaron varias carcajadas de los asistentes. Cuenta anécdotas cotidianas, las que suceden en la parada del bus, en el parque o en la calle; son los recursos del artista para traer a escena la reflexión social o sencillamente para sonreir.

2017-carnaval-san-antonio-2

 

Mariuxy Delgado, es guayaquileña y vive en San Antonio de Pichincha desde hace 16 años. De vez en cuando visita el balneario Municipal. “Me alegra que haya estas opciones para la distracción de las familias, porque no siempre hay las facilidades para salir de la ciudad”.  Ella asistió con su familia al evento para disfrutar del carnaval.

Las Nenas de la Cumbia continuaron con el show;  ellas prendieron el ambiente festivo, invitando a todos a sumarse al baile. Jenny Aneloa de 19 años y Verónica Núñez de 18 comentan que es la primera vez que vienen a estas piscinas aunque son vecinas de San Antonio. Son amigas y les encanta el carnaval. “En las piscinas podemos jugar todo lo que queremos y divertirnos con otros amigos”.

También hubo una feria de platos típicos y una muestra de las artesanías de piedra y tejidos de los emprendedores del sector.